//
you're reading...
Alimentación, Amor, Comunicación, Educación, Emociones, Madre, Mujeres

Una madre mexicana

Una madre normal tiene argumentos…
Una madre mexicana no los necesita porque es tu madre… ¡Y te callas!

Una madre normal te pone un ultimátum…
Una madre mexicana te cuenta hasta tres… y si va en serio, le van a importar poco las matemáticas y va a empezar en el dos.

Una madre normal te amenaza con no darte permiso de salir a jugar…
Una madre mexicana te amenaza con poner un reporte en tu contra ante los Santos Reyes.

Una madre normal se esforzará en tranquilizarte después de alguna situación impresionante.
Una madre mexicana te dará un bolillo.

Una madre normal procura que estés bien alimentado…
Una madre mexicana te dará de comer como si no fueras a comer de nuevo en tu vida, te preparará todos tus platillos favoritos y más te vale dejar espacio para el postre. Eso sí, si te llevas sus tópers, se van con “v de vuelta”.

Una madre normal se preocupa…
Una madre mexicana se queda con el Jesús en la boca.

Una madre normal es celosa de sus vástagos…
Una madre mexicana te anda regalando con cualquier extraño después del primer berrinche.

Una madre normal se alegra cuando le llamas por teléfono…
Una madre mexicana te reclama cada vez que le llamas… porque nunca le llamas.

Una madre normal investigará si hay algo mal cuando le dices que “la sopa sabe raro”…
Una madre mexicana te va a decir que te dejes de payasadas y te acabes la sopa. Si la sopa en verdad sabía raro y te enfermas, te va a regañar porque seguramente te hizo daño algo que comiste en la calle… luego te va a dar una Sal de Uvas o una Coca.

Una madre normal te hace preguntas esperando respuestas…
Una madre mexicana te hace preguntas esperando que te calles y le respondas.

Una madre normal te reprende por tus travesuras…
Una madre mexicana te lanza esa mirada con una ceja levantada que puede leerse como “Ya valiste madre, pero no te voy a hacer nada ahorita, te voy a tener sufriendo hasta que lleguemos a la casa o, peor aún… hasta que llegue tu papá”… y puede que no te haga nada, pero la pura promesa es buen escarmiento.

Una madre normal te manda a ver al médico cuando te enfermas…
Una madre mexicana te regaña por enfermarte y luego te manda a buscar el VapoRub en el cajón de las medicinas.

Una madre normal te castiga…
Una madre mexicana se va a buscar la chancla.

Una madre normal se enorgullece de ti…
Una madre mexicana no sólo se enorgullece de ti, ¡se enorgullece de ella misma por haber criado un hijo tan perfecto!

Del muro  FB de Patty Avila Luna

Por eso estamos como estamos ¿O no?

Advertisements

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: